BicycleIzation

BicycleIzation

lunes, 21 de septiembre de 2015

Los niños juguete

Esta historia transcurre a mediados de los años 80, según varias personas esta historia es completamente real y ocurrió en los Estados Unidos, por desgracia esta noticia paso desapercibida, debido a que la única persona en estar en aquél lugar horroroso, se quitó la vida, dejando únicamente una carta,  que de allí procede este relato, no especifica claramente donde fue y por ende la criatura, como así lo llamo él en la carta, nunca fue encontrado o atrapado.

La carta comienza con una frase que al día de hoy, sigue retumbando en la cabeza de aquellos que la han leído, dice “Prefiero ver hacia la luz, que verme atrapado en la oscuridad” y de esta frase comienza la historia.

Antes de despedirme, deseo que lean este acontecimiento que marcó mi juicio final de mi vida, verán, yo soy un policía, apenas recién graduado y estaba compartiendo con mi familia, amigos este momento maravilloso, estaba tan entusiasmado con empezar mi nueva aventura, empecé con pedidos ligeros, como inspeccionar algunos negocios, vigilar las calles e inclusive un día me llevaron a la cárcel más famosa de mi ciudad, debido a lo grande que era, recorrí los grandes pasillos, la verdad un gran día. Los años pasaban y mi experiencia como policía cada vez se iba fortaleciendo a tal punto de ascenderme, para realizar objetivos mucho más arriesgados y más complicados, inclusive tenía mi propio automóvil de la policía.

Pero todo acabó, mi visión de la vida dio un giro de trescientos sesenta grados, un día estaba como siempre, esperando en mi carro en la noche, además me acompañaba un joven muy experimentado al igual que yo y por ello estuvimos charlando a la espera de que algo sucediera y  así fue, a las horas recibimos un llamado por la radio policial, nos explicaba que teníamos que ir a registrar una gran casa, debido a que varios vecinos, que viven más o menos cerca, informaron sobre gritos desgarradores de niños, me percaté que la casa quedaba un poco lejos del pueblo, por la dirección que me otorgaron en la radio, por ende me pareció muy extraño que hubieran vecinos, las casas se encuentran a Km separadas entre sí, pero bueno esto no le preste mayor atención, y cuando se cortó la llamada, partimos rápidamente a aquél lugar.

Llegamos, nos bajamos de nuestros vehículos, con armas en mano y linternas, observamos que la casa, estaba completamente a oscuras, no había ninguna fuente de luz, sin pensarlo nos aproximamos a ella silenciosamente, nos apoyamos en la pared cerca de la puerta, yo a la izquierda y él a la derecha, y a tres segundos tumbamos la puerta, solo para ver que dentro, no había nada estaba completamente sucia, simplemente estaba abandonada, pero igual cada uno yo por abajo y el por arriba a registrar cada rincón de la misma, no encontramos nada, la verdad estaba deshabitada, cuando decidimos salir de la casa para informar que no había nadie inclusive, ni los niños, eclipso cuando escuchamos unos gritos horribles, de fuerte dolor, por desgracia de una niña, que procedían del sótano, fui muy tonto porque no había registrado el sótano, así que rápidamente no entrompamos hacia el lugar, abrimos la puerta de golpe, y lo primero que vimos son unas escaleras largas, estaba muy oscuro tanto así que no se podía observar que había debajo. Se seguían escuchando los fuertes gritos de la niña, bajamos apresuradamente, tardamos cinco minutos y no exagero, en bajar de esas escaleras, y allí es donde mi compañero y yo observamos el horror absoluto, era asqueroso y cruel lo que el asesino había hecho, pasa y resulta que era una habitación repleta de cadáveres de niños colgando del techo y otros pegados en las paredes de aquél cuarto, pero lo más abominable, era que los niños se les fueron amputados sus extremidades, remplazadas con otras de madera, la pobres criaturas fueron convertidos en muñecos, le decía a mi compañero que esto no daba buena espina, pero el insistió que había que encontrar a la niña, porque nuevamente esta grito con fuerza, recorrimos el lugar, y he aquí es donde me arrepiento de haber ido a aquél lugar, una especie de criatura, horrible con brazos alargados y una boca enorme, le estaba cortando las extremidades a la niña, lo horrible era que las partes cortadas estaba  comiéndoselas, mi compañero del horror disparo con tembladera, que pena que ese fue el mayor y último error que cometió en su vida, la criatura reaccionó corriendo hacia nosotros, sin pensarlo corrimos como manda el diablo hacia la salida, mi compañero no tuvo suerte, fue atrapado por ello y decidí voltearme rápidamente a ver que él, estaba siendo descuartizado igualmente como le ocurrió a la niña, llorando no tuve más elección que correr para salvarme, pude salir del sótano y aproximarme hacia el vehículo, me metí y aceleré sin mirar atrás.

Llegue a mi casa, desesperado, triste y agitado, entre de golpe y mi esposa estaba allí preocupada, pero no quise decirle nada, me dirigí hacia mi cuarto, me calme unos segundos, y decidí llamar al cuartel, para que enviaran refuerzos a dicho lugar, para mi sorpresa al cabo de unos cuantos minutos, recibo una llamada de la radio, y era unos de los oficiales, molesto, porque en la dirección que yo les dije no había nada, no había ninguna casa abandonada, era puro monte.

Después no recuerdo más nada, pero después de unos cuantos días no paraba de tener pesadillas de aquella criatura horripilante, que cada vez dentro de mi cabeza, se aproximaba hacia a mí con el fin de hacerme lo mismo que le hizo a mi compañero, hasta hoy que escribo esto, la criatura está cada vez más cerca, y debo irme, la verdad lo siento mucho, estoy llorando fuertemente, decidí matar a mi esposa, y ahora debo salir de la oscuridad, debo ir hacia la luz, lo siento, es hora de partir, espero que esta carta sirva de ayuda para aquellos que sean policías, no aguanto más, adiós.

No sabemos si lo que vio en aquél lugar fue cierto, pero lo que sí es verdad, es que el cadáver de su esposa fue encontrado y una niña fue encontrada descuartizada sin sus extremidades pocos días después cerca de una autopista alejado del pueblo, al final no se encontró al asesino o a la “Criatura”.

domingo, 13 de septiembre de 2015

La cosa que me sigue

Esta Historia ocurrió hace unos cuantos años, donde una  muchacha adolescente, que para aquella época vivió los peores días de su vida, los sucesos o al menos el comienzo del horror absoluto empieza un día donde esta chica juntos a sus amigos, también en compañía de su novio, paseaban en una playa de noche con linternas en mano disfrutando del momento, hablando sobre experiencias de sus vidas, hasta que de pronto decidieron parar luego de una larga caminata, se sentaron y algunos buscaron madera para hacer una fogata y resolvieron por el momento contar algunas historias de terror, llegaron a un punto donde ya sentían que era demasiado tarde, por lo tanto, era hora de marcharse a sus respectivas casas, la muchacha partió a su hogar en carro junto a su novio, que estos estaban coqueteando y hablando cosas típicas de dos enamorados, aunque en poco tiempo
cuando se aproximaban ya a la casa de la novia, ella vio que algo extraño estaba cerca de la puerta de su casa, así que la mujer se despide cariñosa mente de su novio y este se va, así la cosa que le llamó poderosamente la atención a la chica, no era más que un sobre que tenía algo escrito, decía “Un regalo especial, para alguien especial”, ella se emocionó, pensando que era el novio quien dejó este regalo sorpresa en frente de su casa, sin pensarlo entra en su casa, ve que sus padres están en la sala, donde estaban pendiente de su hija.

La chica decidió, tomarse un baño e ir a su cama, con el propósito de abrir el sobre a ver qué era lo que contenía, así que rápidamente destapa el sobre y ve que el regalo era un hermoso collar, de color dorado, y hermosos diamantes pequeños que adornaban toda la cadena y en el centro un rugby de color rojo bastante impresionante, ella se conmovió con él y se sintió agradecida y muy afortunada de tener un hombre tan maravilloso, así que guardo este collar en una caja donde estaban los demás y prometió usarlo cuando compartiera un momento especial con él. Hasta ahora todo va bien, bueno en este punto es donde las cosas empiezan a ir mal, donde la vida de esta chica ensoñada con recuerdos maravillosos, pasan a ser pesadillas y tormentos que poco a poco destruyen su entorno. 

En esa misma noche, ella se despierta un poco mareada, y ve que su reloj marcaba las 3:00 am, así ella decide ir hacia la cocina y tomar un poco de agua, a ver si el mareo se quitaba, bueno por unos cuantos minutos así resulto, y parte de nuevo hacia su cuarto, aunque en ese preciso momento cuando se aproxima hacia la habitación, desde el pasillo,  horrorizada, observa que hay una figura muy extraña observándola, éste está de pie junto a su cama, mirándola fijamente sin moverse, la chica no distingue bien que era, estaba muy oscuro, pero esto no fue la razón de que ella empezará a gritar y a gemir cuando la criatura empezaba a moverse en dirección hacia ella, la muchacha corrió, bajo las escaleras apurada mente y llegó incluso a salir de la casa, para darse cuenta que la criatura ya no la seguía, las luces de su casa se encendieron, eran los padres que estaban preocupados, ella resuelve no decirles nada, pero eso sí, que esa noche dormiría cerca de ellos, ya no quería entrar al menos en ese momento en su cuarto.

En la mañana la muchacha parte rumbo hacia su Universidad, mientras en compañía de su novio, quien también le llevaba, estudiaban la misma carrera por lo tanto era perfecto, todo el tiempo juntos. Mientras la chica se asomaba en la ventana del coche, estaba pensando sobre la criatura que se le apareció horas antes, simplemente estaba llena de terror, y eso aumenta cuando ve que en la acera una persona completamente desconocida estaba mirándola fijamente, claro esto sucede en un instante ya que iban en coche, pero esto no le parece raro, hasta que más adelante, ve a la misma persona, que de igual manera la miraba fijamente. Ella se asustó mucho a tal punto de incomodar al novio quien manejaba, él la calmo y le pregunto que estaba sucediendo, la chica le dijo que vio algo incómodo pero  que no era algo de qué preocuparse y que continuara su camino.

Al llegar, ambos van juntos a su respectiva clase, durante ese momento nada ocurrió, hasta que después de que salieron de su última actividad, para irse nuevamente a sus casas, la chica sentía una presencia y decide voltear y  ve a lo lejos, en el pasillo de la universidad, una persona deforme, enferma y grotesca, que lentamente se dirige hacia ellos, cosa que el novio no ve, pero la chica sí, es más, nadie excepto ella puede ver a la abominación , la muchacha le dice apresurada mente que hay que salir rápido, cosa que ella insiste y el chico no tiene más remedio que correr con ella, pero lo verdaderamente grotesco es cuando en un momento la mujer gira su cabeza para ver si la criatura la seguía, y sí,  se arrepiente horriblemente de hacerlo, esta vez esa cosa la seguía a cuatro patas, rápidamente, no hubo más elección que correr.

Ambos llegan a casa de ella, cierran la puerta apresurada mente, la madre de la chica que en ese momento estaba en casa, se sorprende, y les pregunta que sucede, la hija le responde que tenía prisa ya que tenía que terminar una tarea de la universidad con su novio, bueno decidieron entonces subir a la recamara de la chica, ésta le dijo a su progenitora que su novio se quedará esta noche, él avisa a sus padres que se quedará en la casa de su novia, en fin, ambos no tuvieron ningún problema, la chica le pidió a su novio que durmiera con ella, el cual él acepto y allí comenzó una escena amorosa, a tal punto de llegar a tener sexo, eh inclusive le mencionó sobre el hermoso collar, que está muy agradecida, pero el chico se le queda mirando estupefacto, y le dice que él no le dio ese collar, en ese momento la muchacha se altera, a tal punto de tirar el collar rompiéndolo en varios pedazos, que pena que nadie le dijo a esa chica que fue el mayor error que cometió en su vida, en ese preciso instante se escucha que en el primer piso de la casa se escucha un fuerte golpe que partió una ventana, entonces el novio decide bajar a averiguar que fue eso, la chica le dijo que tuviera cuidado, la mujer estaba muy angustiada, el novio no regresaba, así que se llenó de valor y bajo a ver qué pasó y lo que vio fue los más bizarro, horrible, es más no hay palabras para describir que fue lo que observó, su novio estaba muerto, en un gran charco inmenso de sangre y su estómago estaba abierto como si fuese jalado con fuerza, todos los órganos estaban regados por el piso, simplemente una masacre horrible, entonces ella empieza a llorar y a gemir, los padres se levantan con temor y ven lo que ocurrió, la madre desesperada le pregunta que fue lo que sucedió, mientras que el padre llamaba a emergencias, la chica por el impacto visual, no hizo más nada que desmayarse.

La muchacha despierta en un hospital, y lo recuerda, en ese momento se pone a llorar, pero a su vez llena de rabia, ella tomó la decisión que tenía que confrontarse a esa cosa, se levantó de la camilla con todas sus fuerzas y salió del cuarto solo para darse cuenta que todos, absolutamente todos, estaban muertos, doctores, enfermeras y otros pacientes, la sangre prácticamente pintaba el hospital, ella horrorizada y con el corazón latiendo a millón, ve además, a la misma criatura desde el pasillo, mirándola fijamente, la chica de la impotencia le grita “QUE QUIERES DE MI, DÉJAME”, la criatura simplemente empezó a acercarse a ella, la mujer nuevamente, gritando y a su vez temblando “QUE QUIERES DE MÍ, DÉJAME POR FAVOR”, una y otra vez, pero la bestia, decidió correr y ahí no tuvo más elección que ella correr y correr con todas sus fuerzas, bajó las escaleras rápidamente, y la criatura la seguía bajando las escaleras también a cuatro patas de manera muy grotesca, pero ella siguió y siguió , hasta que al fin pudo escapar y salir del hospital, una vez afuera, la chica voltea y ve que el monstruo ya no la seguía y llegaron varios oficiales de la policía en ese momento.


La muchacha tuvo que estar retenida temporalmente en la comisaría, porque era sospechosa de asesinato, ya que era la única que sobrevivió en el hospital,  y también estaba en el momento de la muerte de su novio, así que ella dentro de su celda, observa desde en la ventana de garrotes, la criatura observándola con una sonrisa asquerosa y tétrica, la chica no tuvo más elección que gritar con fuerza y en ese momento aparece un oficial y le pregunta que tiene y ella le replica que algo la sigue, que ese algo mató a las personas en el hospital , el guardia se sorprende, pero este no le cree, al final la chica quedó absuelta y fue libre, pero esto no ayudo en nada ya que pocos días después ella fue internada en un psiquiátrico mental, ya que hubo muchos testimonios de estudiantes, profesoras e incluso de sus padres que ella estaba perdiendo la cordura, así que no hubo otra opción y tuvo que recibir ayuda.

Esta historia cierra, porque un día decidí ir allá a visitarla, estaba completamente demacrada, mientras hablamos ella me contó todos estos sucesos, yo quizás unos de sus amigos que estuvo en la playa, escribí esos acontecimientos en forma de una historia de terror, en honor a ella y para que su muerte, ya que ella se suicidó hace varios años, no sea en vano y sea una advertencia para ustedes, que cualquier cosa que reciban y no lleve nombre de quien te lo dio sea un objeto muy valioso, no lo tomes, pero de ser así ya estas advertido, que algo te estará persiguiendo por el resto de tu vida y la única manera de escapar de ello, es la muerte.



miércoles, 9 de septiembre de 2015

Submundo de Jessica (Basado en un sueño mio)

Una vida diferente, una experiencia incomparable y un sueño mágico, esas eran las ambiciones de una niña de 13 años, llamada Jessica, que día a día, su vida cada vez la tomaba aburrida y monótona, cuya madre no valoraba y siempre la ignoraba. Después de una jornada escolar, cuando la muchacha regresaba a su casa, vio a lo lejos cerca de un árbol cuyas hojas caían paulatinamente sobre el césped, un objeto rojizo, pero muy brillante, así que sin pensarlo tomo aquella cosa portentosa y hermosa y se lo llevó a su casa. Al llegar a su vivienda, su señora le pregunta por qué el retraso y que es aquel objeto extraño pero llamativo que sostiene sobre sus manos encantadoras, la niña solo le dice que es una piedra roja, que se consiguió en el piso, y sin más nada que decirle a su progenitora, se marcha hacia su cuarto.

Mientras se sentaba sobre su cama, veía con ojos muy asentados, esa supuesta piedra roja bella y esplendida, que la sumergía poco a poco, en el sueño más profundo, y al final la chiquilla se queda dormida. Al despertar Jessica, se levanta con mucho hastío, pero a su vez nota como su cuarto se tornaba oscuro y lúgubre y aquella piedra ya no estaba, así que la muchacha empezó a buscar, a su madre que también, había desaparecido. Nada parecido de lo que ella veía en ese momento era lo que apreciaba normalmente en su vida, la casa era únicamente un pasillo enorme, con varias puertas, pero todas cerradas, excepto una que era la última puerta del pasillo morrocotudo y penumbroso. Al llegar aquella puerta, puede apreciar que se encontraba alguien, pero no era su madre, ni siquiera podría decirse que era humano, ya que solo era una sombra sólida, que al enterarse de que la muchacha lo estaba observando, así que sin pensarlo, esta criatura bizarra, empezó a seguirla y por supuesto la chiquilla emprendió también la corrida, hasta que al final del otro extremo del pasillo, había otra puerta, solo que esta vez era iluminada, así que sin especular, ella entro apurada mente y la cerró con todas sus fuerzas, pero se dio cuenta que aquel monstruo desagradable, no podía pasar.

Ahora Jessica, se encontraba en un lugar sumamente distinto, ella estaba sobre nubes fofas y se encontraba un enorme puente espectacular, cubierto de las más hermosas rosas, donde este pasadero, te daba acceso a un castillo enorme, y muy llamativo, así en ese momento la muchacha se sintió, al menos un poco más tranquila, y sin ningún obstáculo se destinó, hacia aquella fortaleza impresionante. Al entrar, abriendo las enormes puertas del palacio, pudo apreciar que solo era un ingente lobby y que en su centro se encontraba un gran buffet, con todas las comidas que ella se podía imaginar, era increíble, la chiquilla estaba contenta pero a su vez, confundida y un poco preocupada de su ya madre desaparecida. Ella tomó la decisión de comer algo y luego buscar a su señora. Mientras se sentaba en una silla de espaldar largo y cubierto de finas telas de oro, empezó a comer, pero a medida que tomaba una porción de cualquier alimento, el lugar se tornaba a poner muy denso, donde Jessica, sentía que algo no andaba bien, así que se puso de pie y al momento de hacerlo, unas de la paredes se revienta y aparece un felino, pero muy gigante, con una gran corona de oro y brillantes diamantes, y poseía una gran capa roja, donde se daba
a entender que era un “Rey”, esta bestia molesta, decide ahuyentar a Jessica, que ésta sin pensarlo empezó a correr, nuevamente, con todas sus fuerzas del castillo. Al salir solo se encontraba un muelle nada más pero había una nave y una mujer muy hermosa de sonrisa angelical y de origen asiático, le invita a montarse con ella, por su puesto, apresurada mente, ya que la bestia no se iba a detener, la muchacha se monta y parten lejos de allí.
Al alejarse del castillo, se adentraban, ambas, a lo que era su pueblo o al menos vecindad, Jessica, tan asustada, confundida y cansada, que no sostuvo algún contacto con aquella hermosa mujer que pilotaba el navío, simplemente se dedicó a mirar en la ventana, y pudo apreciar, que las personas que se encontraban, no las había visto nunca en su vida, he inclusive aquellos entes, no poseían rostro. Al pasar el rato, la mujer asiática, le llevo a su casa, pero por supuesto Jessica tenía temor, de aquella criatura que vio al principio de todo, la dama de oriente, le dijo que no tenía que preocuparse de nada, que fuera a encontrar a su madre. La niña, se bajó del bastimento y entro a su casa con toda la cautela del mundo, pero se dio cuenta, que su casa estaba igual que antes, pero su progenitora seguía sin estar allí, así que Jessica, entro a su habitación, apoyándose suavemente sobre su cama, para entrar de nuevo en el más profundo sueño. Al despertar, ella no se encontraba en su casa, sino notó que se encontraba en un cuarto diferente y al girar su cabeza su madre, llorando sobre ella, tomándole sus manos encantadoras y también observo que la piedra roja, había perdido su brillo y estaba sobre una mesa, la muchacha procede a decirle que ocurre, la señora con un alivio enorme, la abraza, donde Jessica, hace exactamente lo mismo, y la mujer que le dio a luz, le dice: “Hija, te habías desmayado, tienes varios días sin despertar”, así que Jessica, le responde: “Perdóname, por no tomarte en cuenta, mientras tú estabas aquí conmigo, entendí que mi vida y mi realidad eres tú”.




El Orfanato

El Orfanato: “La vida sólo puede ser comprendida mirando hacia atrás, pero ha de ser vivida mirando hacia adelante” Soren Kierkegaard

Mientras pasan los días mis pensamientos se hacen cada vez más confusos y perturbadores, a tal punto que ni siquiera puedo dormir por las noches y cada vez se hacen más existentes. Tengo un insomnio profundo, que nadie hasta el día de hoy, me ha podido quitar, la rareza de poder tener una perspectiva diferente de los demás, como si estuviera en un mundo completamente alternativo; donde criaturas indescriptibles acechan en cada rincón, en cada espacio donde me encuentre.

Todo esto comenzó desde la última vez que el Orfanato estuvo en pie, es decir, en un momento dado, el lugar empezó a arder en llamas, por culpa de la arrogancia e hipocresía de una de las empleadas del lugar, también es la causante de mi sufrimiento y de las gemelas, que eran muy queridas en el lugar, como la detesto.

Pero para que me entiendas mejor, debo contarte mi historia, créeme, lo que vas a leer puede perturbarte mucho, esto sucedió realmente y todo lo que he dicho me está pasando y no se detiene, no he encontrado una solución a esto, no sé con qué fuerzas estoy escribiendo este documento, pero ten en cuenta, repito, que todo lo que voy a narrar es totalmente serio e inquietante, bueno allí va:

Empezando desde lo más bajo, siendo ingeniero en computación, tuve que mudarme por problemas políticos de mi país, a tal punto que ni el dinero ya alcanzaba, con todas mis ganas, me empeñe en cambiar mi vida y vivir otro en ambiente, donde pudiera desenvolverme mejor y tener una mejor calidad vida.

Al llegar no fue absolutamente nada fácil conseguir trabajo, más bien por problemas de papeleos, era extremadamente difícil, conseguir una residencia, yo tenía el dinero, pero eso no quería decir que de ello podía vivir completamente, así que los primeros días me dispuse a dormir en la calle, hasta que por fin pude lograr tener un trabajo y una casa, un poco decente, pero para empezar, estaba bien.
El lugar era el Orfanato de Santa Lucia, un lugar que a simple vista era exorbitantemente maravilloso y abrumador, mi labor era mantener el lugar en muy buenas condiciones, la verdad que no me quejaba en lo absoluto, más aun tuve mucha suerte de conseguir un empleo. Mientras, me ocupaba del lugar, por supuesto, tenía que mantener una relación amistosa, con aquellas criaturas abandonadas, a tal punto que con el pasar de los días, les empecé a caer bien, pero de todos ellos, dos niñas gemelas, eran aquellas que su belleza y sonrisa angelical te dominaban, era imposible no dejar de verlas, eran preciosas.

Pero no todo era bueno, unas de las empleadas llamadas Josefa que cada vez que me acercaba, transmitía un odio, no sé si será por su trabajo, de verdad ni me interesaba, pero lo que no me gustaba de ella es que no trataba a los niños de forma amable y respetuosa, todo lo contrario, eh inclusive ella observaba de manera de celos a aquellas niñas guapas. Por si lo anterior no es suficiente, un día decidí quedarme en el Orfanato de noche, y en ese momento me di cuenta, que ella vivía aquí, que extraño, bueno, por curiosidad me adentré en su cuarto mientras ella no estaba, mientras revisaba cautelosamente cada espacio de su habitación, me topé con algo muy siniestro, un libro que contenía escritos para aprender a invocar demonios, espectros malignos, en ese momento me quede completamente estupefacto y en mi alrededor, sentía como una energía negativa me rodeaba, la verdad me estaba ya incomodando completamente, así que sin pensarlo me marché sin mirar atrás.
Te has dado cuenta que todavía no te he contado algo terrorífico verdad, bueno a partir de este momento tienes chance de no seguir leyendo más, te aseguro que lo que viene no te gustará nada, te estoy advirtiendo, si empiezas a tener o sentir alguna presencia, ya no tendrás salvación, yo ya estoy condenado, procedo entonces a seguir:

Al día siguiente, decidí apresurarme, ya que me levante tarde, y tenía miedo de perder mi trabajo. Cuando estoy cerca, vi como a lo lejos se distinguía, unas llamas enormes en el lugar, así que sin pensarlo corrí desesperadamente, mientras llegaba, en la puerta principal de dicho edificio, pude contemplar como aquellas criaturas hermosas ardían a tal punto de parecer irreconocibles y ellas me podían ver en algunas ocasiones, pero por ser un poco cobarde, no  me aventuré a salvarlas, lo único que pude hacer era correr, estaba demasiado aterrorizado.

Cuando llegué a mi casa, me dispuse de acostarme en la cama y pensar en esa dichosa tragedia, la verdad que nunca había visto semejante momento. Desde ese instante empiezo a experimentar sueños completamente bizarros, donde aparecen las niñas, criaturas muy desagradables, tanto así que ya era imposible dormir.

La verdad, no sé con qué fuerzas dispongo de escribir esto, todos los días cuando salía a la calle, no había nadie, era impresionante pero eso sí, entes en todas partes, hablando de tal manera que  no entendía absolutamente nada,  mi realidad se estaba distorsionando y ya no sé qué hacer, no sé qué pasó en ese lugar, debió de ser Josefa que atrajo una maldición a mi vida. Pero hubo un momento que me quede sin aliento, sentía una presencia extremadamente maligna, estaba paralizado, ya que desde el pasillo de mi casa podía escuchar unos pasos acercándome a mí, para nada humanos, pero por desgracia de la vida, decidí asomarme y lo que vi no tiene descripción, rápidamente dispuse de tomarle una foto, era Josefa, pero no como era antes, no para nada, simplemente tranque la puerta y ahora en este documento les muestro la fotografía:



Ahora mismo estoy encerrado en mi cuarto, con mi laptop, mientras aquella criatura anda suelta por mi casa, les escribo esta historia porque estoy condenado, quizás ya esté muerto para cuando leas esto… Lo mejor que se puede hacer es seguir adelante y nunca mirar al pasado. El accidente ya lleva meses, imagínense todo lo que he estado sufriendo, la criatura está rompiendo la puerta, esto fue un mensaje que les dejo, para que me crean que a veces la realidad supera a la ficción. 
Me despido diciéndote la verdad, no soy el verdadero yo quien escribió este documento, acabas de leer la historia de un muerto, desde este momento le has dado la oportunidad de que entre tu casa, ¿creías que esto era una broma?, te advertí, ya me viste como soy de todas maneras y ahora pagas las consecuencias, mientras más leías, más me acercaba a ti, ahora mismo estoy detrás de ti, no tan cerca pero, puedo ver como lees esto.

Dama de Negro

Esta historia que va a escuchar a continuación, según un autor anónimo le ocurrió de verdad, este autor solo me proporcionó su historia, y un dibujo que había dibujado para aquél momento cuando presenció lo que marcó su vida, y su ubicación Venezuela, Mérida.

“Autor Anónimo” Venezuela, Mérida”

Todavía recuerdo, esta historia que les voy a contar, y hasta ahora sigo lamentándome por este hecho del pasado, incluso he querido tener la idea de quitarme la vida, aunque no he tenido el valor de hacerlo. Un día mis amigos (Amanda, María y Raúl) y  yo decidimos viajar a Mérida, queríamos observar su flora y dar detalles sobre ella, era nuestra tesis de quinto año, así que decidimos viajar, así también conocer algo nuevo, nunca habíamos ido para allá, así que partimos. Cuando llegamos una señora muy simpática  nos dio hospitalidad, lo bueno nos la dio gratis, que raro pensé yo, bueno desempacamos nos acomodamos en cada habitación, eran dos, Amanda y María una habitación y Raúl y yo otra. Así que pensamos donde sería el primer lugar a visitar, María se le ocurrió que fuéramos  a la laguna de Mucubají, y a todos nosotros nos pareció una excelente idea. Al siguiente día fuimos y a simple vista nos pareció hermoso, en ese momento decidimos separarnos y buscar cualquier planta exótica y se le tomara una fotografía y extraer algunas muestras o partes de ella; cuando yo iba avanzando por aquel lugar, encontré una, así que decidí acercarme, pero algo me llama mucho más la atención y quede totalmente estupefacto, vi; a una mujer hermosa, muy hermosa en serio, con un largo y viejo vestido negro, y un cabello de gran longitud y negro denso, pero lo más raro que no era común verlo eran sus ojos, eran negros totalmente, pero de tanta belleza, no lo preste mayor atención a sus  ojos, curiosidad le pregunté qué hacía aquí en medio de la nada una hermosa mujer. Así esta mujer no me respondió, solo me dio una preciosidad de sonrisa, que incluso me enamoró y luego se marchó lentamente y yo quería seguirla pero mis amigos me estaban llamando, ya era hora de irse. Cuando íbamos rumbo a la cabaña o donde nos hospedábamos, en el carro, saqué una hoja de papel y decidí dibujarla, dibujar era uno de mis hobbies y lo manejaba de buena manera.

Al llegar a la cabaña no podía dejar de pensar de aquella mujer, de hermosa perfección, mientras mis amigos se molestaban, porque estaba en un ensueño con tal belleza, así que replicaron que por hoy, no hiciera parte de mi trabajo y yo un poco molesto fui a mi habitación, en esta, había una gran ventana, que al mirar se observaba la naturaleza en su esplendor y dispuse de mirarla. Al caer la noche fue, el momento que yo jamás había esperado y esto fue lo que ocurrió, cuando se acercaba la media noche el silencio se daba más presencia  y la oscuridad se hacía más densa, como toda persona normal, quería dormir, justo en el momento que iba a cerrar mis ojos, algo toca la ventana, así que quise proyectar mi vista a la ventana, no lo pude creer, era esta misma mujer, pero ya no era de belleza, ahora era una mujer grotesca, tanto así que no parecía una mujer si no fuera por el cabello largo que poseía. Al observar aquella cosa, ésta abría la ventana lentamente, y se fue adentrando a la habitación, quería pegarle un grito a Raúl que estaba en ese momento cerca de mí, pero no podía estaba completamente paralizado, y manteniendo la vista en aquella criatura, yo sabía que era aquella mujer por su traje y lentamente este ser se me acerco y posó su mano sobre la cama y empezó a montarse, cuando en el momento que se recostó sobre mí, acerco su cara hacia la mía abrió su boca enorme que tenía y me dijo algo, que a la primera vez lo entendí y que se me quedo grabado para siempre, “No mires”. Hasta aquí recuerdo lo que me sucedió en esa noche, a la mañana, desperté y recordé lo que me sucedió y a su vez sentía un ardor en mi pecho, para comprobar que era, me fui al baño, me vi enfrente del espejo y justo donde está mi corazón tenía una marca muy extraña, totalmente cicatrizada.

En los días de mi vida cada vez que salía a cualquier lugar a pasear, a estudiar, siempre mi corazón sentía un ardor, cuando un día decidí pensar que era lo que me sucedía, fui a la clínica y el doctor me dijo que mi corazón estaba en perfecto estado, seguía sin entender y lo relacione con lo ocurrido aquella noche, en un momento le dije a mi amiga Amanda que se reuniera conmigo para hablar, ella era de confianza, era mi mejor amiga, así que cuando nos encontramos, nos sentamos en un banco, y empecé a contar, pero a su vez que hacía éste acto, el corazón me dolía mucho más que antes y ahí entendí y me dije a mí mismo “Aquella supuesta mujer hermosa que en esa noche no lo era está dentro de mí, cuando me acerco a otra mujer, deduciéndolo, se pone celosa y reacciona dando semejante dolor fuerte”, me fui en ese momento sin decirle nada a Amanda. Hoy en día perdí a mi mejor amiga, nunca supe que les sucedió a María y a Raúl, me encuentro totalmente desechado encerrado en mi casa, me convertí en algo parecido a un autista, día tras día no olvido ese momento y  solo tengo la compañía dentro de mi corazón de la “Mujer hermosa  del vestido negro”.