BicycleIzation

BicycleIzation

lunes, 5 de septiembre de 2016

Las criaturas: (Historia de un viajero en el tiempo)

“No consideres de dónde vienes, sólo importa adónde vas”. Pierre-Augustin de Beaumarchais

Esta historia es tan fantástica como terrorífica, según quien me la proporcionó, es un viajero en el tiempo, no puedo deciros el nombre del autor. Antes quiero señalar, que este relato, es una advertencia a las cosas que están por venir para la humanidad, por ende, es necesario que cada palabra que se exprese en este documento, prestarle atención, por el contrario, estaríamos condenados a un turbulento destino.

Sin más preámbulos, he aquí el relato escrito por este misterioso viajante:

Soy un viajero en el tiempo, teóricamente vengo del año 2196, para advertirles, que las criaturas que nos acechan en ese momento, acabaría con la poca cantidad de seres humanos, en el nuevo planeta y que sobrevivimos a la catástrofe que sucedió en la Tierra.
Se preguntarán ¿Qué le sucedió, a nuestro viejo hogar?, para explicarles  mejor debo de contar mi vida desde que era pequeño hasta ahora que tengo 66 años.

Yo nací en el año 2136, cuando el planeta Tierra estaba en un punto de quiebre total, las antiguas generaciones habían contaminado el planeta tal, que el 80% de los animales, de cualquier tipo, habían desaparecido; el agua potable era muy escasa, tanto así, que debíamos ahorrar cinco litros de agua por cada 2 meses, sí, es muy exagerado, duele decirlo, pero es así, al igual que la poca comida que podíamos encontrar y como ustedes ya conocen, las carnes, para la clase humilde no era aceptable, en cambio para los hombres con mayor privilegio, eran los que tenían el acceso a dicho rubro, aun así hubiese muy poca cantidad , aunque no todo era malo, la tecnología ha avanzado bastante, las cosas que en su época imaginaban, como robots inteligentes, capaces de convivir con los seres humanos, existen, como también personas con partes mecánicas.

Las naciones en el mundo se desintegraron, nada más existe un gobierno totalmente autoritario, del cual se hacían llamar "Epsilon", se dejaban llevar con las ideologías, que alguna vez la humanidad había dejado por fin, por desgracia, volvieron como lo son el comunismo y el fascismo. Las cosas, que ocurrían a nosotros, los de pocos recursos, era horrible, nos esclavizaban, nos mandaban ha sembrar, así como hizo Mao Tse-tung, con la China del siglo XX. Para ese momento era el año 2148, tenía 12 años de edad, era muy chico, pero de igual forma, debía trabajar para ellos, no eran labores tan fuertes, de los que les ponían a los adultos. Hay un punto fuerte que quiero destacar, la religión en si ya era inexistente, por lo que de las muy pocas personas que venían del siglo XXI, eran castigadas brutalmente si, mencionaban alguna Deidad con el fin de perjudicar al actual mandato. 

Todavía recuerdo perfectamente cuando la tierra empezó a desmoronarse, fue precisamente el 8 de abril de 2150, las reservas de agua y comida llegaban a un punto crítico, los seres humanos empezaron a pelearse entre sí, como es obvio, la clase alta de la sociedad ganaba por ventaja. Las catástrofes del mundo ocurrían progresivamente, desde terremotos, hasta maremotos, el calor que emitía el sol era tal, que bastantes personas empezaron a morirse o inclusive, todavía recuerdo, convulsionaban o llegaban a la locura extrema. El gobierno no podía hacer nada más, el apocalipsis empezaba a emerger y por eso, desde hace tiempo, ellos desarrollaron y construyeron unas naves, capaces de viajar por el espacio, con el objetivo que encontrar un nuevo planeta al que habitar.

Mi objetivo como el de mi familia, era colarnos en una de esas naves, con el fin de sobrevivir, por desgracia, solo yo, pude salvarme, no quisiera contar como terminaron sus vidas, es muy doloroso para mí, lo importante ahora es lo que les voy a contar en este momento, al final la tierra colapso, dejó de existir, miles de personas murieron, solo la clase élite y privilegiada, como el gobierno, sobrevivió, podría decir que fui el único de mi tipo en subsistir. No puedo estimar cuanto tiempo estuve en el espacio, era imposible, medir los tiempos en el universo, era incalculable, pero si sentía que paso mucho, porque había crecido lo suficiente para declararme un adulto, por suerte, estos idiotas, nunca me descubrieron en la nave espacial.

Dije ¡Por fin!, lo que queda de seres humanos habría encontrado un lugar nuevo para comenzar a vivir, este planeta era desconocido, nunca fue descubierto por los científicos en antiguas generaciones, por ello, el gobierno lo llamó, "La nueva Tierra", podría decir que era muy parecida a ésta, solo que poseía más niveles de agua que de tierra. Ellos empezaron a desembarcar, y así comenzaron a construir el nuevo mundo. Todo parecía perfecto en ese lugar, lo más impresionante no se asomaba ningún tipo de ser viviente, era muy extraño, el planeta tenía la capacidad de albergar vida. Uno de los privilegiados me encontró, pero lo bueno es que éste era una persona humilde, así que me dispuso de darme un cuarto, para poder vivir con un techo; se habían organizado de tal manera que ahora, todos teníamos derechos por igual, éramos muy pocos, así que era lógico que cada ser humano era muy importante. Has notado que no te he mencionado, sobre las criaturas todavía, a partir de ahora es que comienza, el horror absoluto, cosas que nosotros no podíamos entender, ni inclusive imaginar; dispongo de contaros, los peores días de la humanidad.

Decir que era el año 2196, era una estimación, como dije, estábamos en otro planeta, los tiempos son distintos, pero lo deduje por mi estado físico y me calculaba de unos 66 años. Todos los seres humanos presenciaron lo que es una de las maravillas del universo, los satélites de este mundo, se alinearon tal, como en su época, que se alineaban los 9 planetas, sí, se podría decir que la cantidad de "Lunas" que tenía nuestro nuevo mundo, era de 5. Tristemente e inocentes, este era el momento, del nuevo apocalipsis, pero mucho peor, que lo que nos pasó en nuestro viejo hogar. Todos fuimos a nuestros respectivos cuartos para ir a dormir, sorprendente mente, se me olvido acotar, este planeta disponía de un sol, así que existía el día y la noche; sigo contando, cuando llegamos a nuestras habitaciones, empezaron a escucharse gritos desgarradores, de nuestros compañeros y en cada uno de nuestros lugares, disponíamos de armas, así que sin pensarlo, salí y empecé a aventurarme, lo que vi fue desagradable, muchos de mis vecinos, estaban en un estado físico, como sí les hubiesen, abierto sus cuerpos y succionarles todos sus órganos, al final quedaron por decir así, "Conchas de nuez" por todo el pasillo.


Los gritos se seguían escuchando, corrí para auxiliar, lo que vi, jamás se me ha olvidado, aparecieron ante mis ojos, dichas criaturas. Saben los insectos a lo que ustedes llamaban "Arañas", bueno eran muy similar a estos seres vivos, pero amigo mío, prefiero a los bichos, a que aquella criatura, además poseían brazos muy largos, los que servían para desgarrar los cuerpos de sus víctimas, pero lo más impresionante, era que tenían el poder, de tele transportarse a través de las paredes, techos o inclusive desde el piso. Así que me escondí, llorando y gimiendo, sí, tenía "66 años" y el miedo me ganó, como no tenerlo, eran unos monstruos muy grotescos, estos empezaron a recorrer el lugar. Tenía que encontrar la forma de escapar de esta pesadilla, y para poner, como decían ustedes "La cerecita sobre el pastel", los ruidos que generaban estos putrefactos, era tal, que me sangraban los oídos.

Recordé en un instante, que nuestra población, había construido, una máquina del tiempo, y entendía perfectamente que este mundo, no habitaba ningún ser vivo, o al menos no se avistaba, por estos monstruos desagradables, así que decidí, sin pensarlo, dirigirme al lugar donde está dicho artefacto; tuve que desquitarme con al menos tres de estos seres abominables, no sé cómo hice, el terror me ingería, pero aun así, seguí hacia adelante, además, podía escucharse todavía los gritos por doquier de mis compañeros, hasta que por fin, pude encontrar el  cuarto donde estaba la máquina, no sabía cómo usarla, dispuse rápidamente de leer los manuales, sentía perfectamente que se acercaba uno de ellos. Después de chequear lo necesario, velozmente fui hacia el aparato, para activarla y de una vez escapar de este tormento, esta criatura llego a donde estaba, tuve que forcejear, y al final,  gané el combate, eso sí, perdiendo unos de mis brazos, ya sabrán, como mordían estos desgraciados.

Y bueno, estoy aquí, en su época, pude escapar, contándoles esto, como una advertencia, por favor, no vuelvan a cometer los mismos errores, es hora de que cambies el mundo, no querrás vivir, por lo que yo pasé, créeme, no es nada bonito. No puedo asegurar si estas criaturas, se teles transportaron a este presente, no lo sé, pueden ser capaces de hacerlo. Una cosa más y bien importante, estos seres, empezaron a aparecer durante la noche, ahora mismo podrías tener uno cerca de ti, quien sabe, no lo puedo asegurar.


Dejo este dibujo, no tan profesional, no soy muy artista, pero sería la mejor representación de estos seres repudiables:


viernes, 2 de septiembre de 2016

El caso de Alexander

 “Sus lágrimas se vieron detenidas de pronto por el terror. Una voz susurró a su lado en el cuarto. Sintió un escalofrío” Ann Radcliffe

Esta Historia está basada en la anécdota de un chico de 14 años, que vivió, a lo que se refiere, los peores días de su vida, presta atención lector, todo lo que se cuente en este documento es completamente real, debo de advertirte que si eres de esas personas muy sensibles al horror absoluto, dejar de leer este párrafo y los siguientes. Sin más retrasos, he aquí la historia de Alexander:

“Hospital psiquiátrico de Caracas, paciente Alexander (Censurado apellido), de 26 años, primera sesión, fecha 3 de agosto de 1996”, el joven Alexander se disponía a contar su trágica historia al Doctor Alejandro Rosemberg, especialista en casos particulares de muchachos con traumas severos.

Alexander: “Para que puede entender mi dolencia, debo de contar mi niñez, con esto, podrá entender perfectamente el augurio del evento que está por venir, por favor escuche bien, porque no es fácil de entender y he para mí, difícil de explicar”

Doctor: “No hay problema Alexander, tomate tu tiempo, por curiosidad, veo que llevas contigo un sobre, ¿Qué contiene dentro?”.

Alexander: “Una vez que le haya contado mi historia, la fotografía que está dentro del sobre, que hasta el día de hoy me atormenta, cobrará significado, doctor simplemente déjeme que le cuento.

Doctor: “Adelante, soy todo oídos”

Antes de proseguir debo de advertirles, que lo que viene no será nada agradable, la persona quien escribió esta historia, basados en los testimonios del joven, insiste, no te gustará para nada ésta anécdota, lo mejor que puedes hacer, es terminar de leer hasta aquí.

Testimonio de Alexander:

Yo nací en Caracas el 6 de Junio de 1970, vengo de ascendencia italiana, he de decir que mi vida era estupenda, no me quejaba, mis padres eran de ese estrato social al que se le llama “Clase media”, vivíamos en una casa bastante cómoda, de dos pisos y tres cuartos. Era hijo único así que unos de los cuartos se disponía para guardar todos los artilugios, muebles, entre otras cosas, que no estaban planeadas para usarse. Era toda una emoción que tuviese un cuarto para mí sólo, mis padres eran muy consentidos conmigo, me otorgaban toda clase de juguetes y comidas que yo adoraba, en fin, todo era perfecto, hasta que cumplí los 14 años.

Ahora doctor, usted se preguntará ¿Qué sucedió?, yo le respondo a esa interrogante; antes de contar lo que ocurrió, debo de hacerle entender que en la escuela, unas de las docentes, que su nombre jamás olvido, es María y porque de no olvidar, muy sencillo doctor, esta maestra era muy cruel conmigo, tanto así que me pegaba si cometía algún error en su materia, no me prestaba atención,  yo siempre le decía a mis padres sobre ella, así que mi mamá, que era mi representante, iba a dirección, a hablar sobre el caso con la directora, aunque esta hacía caso omiso, porque quería hacerle entender a mi madre, que ella era estupenda profesora y persona, alegando que yo estaba delirando y mintiendo. Al final, yo salía perdiendo.

Bueno, en este momento, si va a entender la respuesta a la pregunta; un día como todos, iba a dirigirme a mi escuela, con la intención de acabar de una vez por todas, mi tormento, me dispuse de veneno de ratas, y cuando la grotesca, estuviera distraída, le vertía la sustancia toxica en su café, que tenía sobre el escritorio. Pasaron minutos, hasta que por fin hizo efecto, mientras la mujer se tambaleaba, yo me puse contento, claro no podía reír de placer por que iban a descubrir mi fechoría, así mientras salía del salón de clases, por supuesto, mis compañeros todos asustados y agitados, hicieron lo mismo, yo fui el último en salir, mientras la maestra estaba agonizando en el suelo, ella me miró con una cara de odio profundo tal, que ella sabía perfectamente que yo fui el responsable, dios, doctor, esa mirada no se me quita más nunca de mi mente, pero el encanto que sentí al verla así, compensaban todo un año de maltratos e insultos, algo debía hacer.

Bueno ahora admito que asesinar a mí maestra, fue el peor error que pude cometer en mi vida,…

Hago una pausa en el testimonio del muchacho, para advertirte una vez más, que lo que viene a continuación, será peor, de lo que acabas de leer, por favor te pido, que dejes esto y cierres el documento, si no me haces caso no dormirás hoy.

… le explico, desde ese evento empezaron a ocurrir cosas extrañas en mi casa, sí doctor, sé que hablar de algo paranormal es citarme como demente, pero lo que voy a decirle es completamente real y me sucedió; el primer día después  de la muerte de la maestra, se escuchaban como las puertas de la casa se abrían solas, y no, no era el viento, sabía perfectamente que las abría una persona, al principio pensé que eran mis padres, hasta que la puerta de mi propio cuarto se abrió sola, y LO PEOR, no vi a nadie, me quedé estupefacto, y me arrope hasta arriba como todo buen niño. Esa fue unas de las peores noches que tuve, pero comparado a lo que le voy a contar lo supera con creces.

Los eventos paranormales seguían sin cesar, les explicaba a mis padres, pero lo entendían como si fuese pesadillas o alucinaciones propias, dios, nadie me cree, pero lo peor fue la noche de mi cumpleaños número quince, ese día como mis padres no tenían dinero para hacerme una gran fiesta o al menos una reunión, tuve que acostarme temprano. Jamás se me olvidara ese día, mientras dormía, claro con mucho miedo, empecé a escuchar un susurro que por desgracia, venía de mi cuarto, todavía recuerdo que decía, “Hoy vivirás, solo conmigo”, una y otra y otra y no puedo contar las veces que lo decía, comencé a tener escalofríos y a llorar, hasta que me paré de golpe al escuchar los gritos desgarradores que provenían del cuarto de mis padres, así que rápidamente, me levante de mi cama y corrí hacia la habitación de ellos, lo que vi me dejo marcado para siempre doctor, mis padres, estaban de una manera tal, como si un animal gigante les hubiese arrancado las tripas y las extremidades y hubiese jugado con ellas.

Por supuesto, llegaron horas después, los forenses y la policía para hacerme unas preguntas al respecto, porque ellos mismos no se creían lo que habían visto, al final no tenía nada que explicar a ellos, no sé qué asesino a mis padres, pero estoy cien por ciento seguro, que fue lo que me susurraba en mi cuarto.

Los días pasaban, me tuvieron que llevar al Orfanato porque no tenía a nadie quien me cuidara, solo eran ellos, mis padres. Cada noche escuchaba, exactamente lo mismo, que me decía “Tú y yo, siempre juntos”.  Tantas veces que la oía, que me di cuenta que era una voz femenina, muy particular, pero por el miedo que me acechaba, mi cabeza no podía procesar la información.

HE DE ADVERTIRTE, QUE ESTAS LLEGANDO A LA ETAPA CULMINANTE DE LA HISTORIA, NO ME HAGO RESPONSABLE POR DAÑO ALGUNO, TE LO HE DICHO DOS VECES, YA UNA TERCERA VEZ, VA POR TU CUENTA.

Doctor, preste atención a lo que voy a contar ahora, es lo más importante, decidí en una tarde, dirigirme a la casa de la maestra, claro cómo le tenía un gran odio, sabia donde vivía la desgraciada esa y por supuesto me escapé del Orfanato, para dirigirme allá, yo sabía que era ella, la que me estaba atormentando, así que me dispuse a ingresar a la vivienda, que estaba abandonada, en aquél momento y fui en dirección hacia su cuarto, grata sorpresa lo que me conseguí, María, practicaba rituales satánicos, con fines de venganza y aturdimiento, y lo más impresionante es que conseguí una carta que decía: “Quien sea la persona que me envié a tu reino gran lucifer, será castigado con mi presencia” . Doctor ahí entendí todo, es ella quien me atormenta, así que para demostrarlo, me regresé al Orfanato, tomé una cámara y dispuse de esperar a la noche, cuando esta llego,  empecé a tomar fotografías por todo el cuarto, nada efectivo al principio, pero cuando escuche la voz de ella, aunque esta vez dijo algo diferente, “No te gustará, lo que verás”, el escalofrió que entro en mi cuerpo fue sorprendente, pero armado de valor, repetí mi acto.



Doctor, lo que está en el sobre, es la fotografía de ella, pero no de cuando estaba viva, oh no, todo lo contrario, me dispongo a mostrársela:


Doctor: “¡Santa maría!, es eso lo que vio, Alexander”.

Y como últimas palabras, Alexander le responde:

“Exactamente doctor, como el rostro que le ha estado observando todo el día, que está detrás de usted”

Este fue el último testimonio que escuchó el doctor Rosemberg, su cuerpo fue hallado mutilado en esa misma habitación, Alexander había desaparecido, ahora, presta atención, ¿Qué fue lo último que vio el doctor?, la fotografía verdad, es exactamente lo que acabas de hacer tu, ahora mismo ella debe estar detrás de ti, viendo como lees esto.